Noticias
"Me siento Marista de corazón"
Por
Loreto Caro S.
Publicado:
30 Junio 2020
Leido 249 veces
Marisol muy feliz en su visita el año pasado al Hermitage
Concluimos las historias de reconocimiento por los 25 años de servicio en el I.R.A. con la de nuestra compañera Marisol Rojas, que pertenece al equipo de administración del colegio. Atesora una notable trayectoria, vinculada al gran aprecio que siente por los Hermanos Maristas y su legado académico, y muchas experiencias personales y lindos recuerdos que la han ido formando.
Marisol Jacqueline Rojas Ríos, oriunda de la comuna de la Cruz, ingresó a nuestra institución en 1995. Ya conocía las dependencias de nuestro colegio, pues siendo estudiante a veces visitaba la biblioteca. "Dios me tenía reservada una gran sorpresa", comenta Marisol con alegría.

Todo comenzó con un llamado de su compañera Rosita, quien le sugirió que postulara para hacer un reemplazo y trabajara con ella desempeñando una labor en cadena con las grandes personas que son los Hermanos Maristas, especialmente el Hermano Víctor Calvo y el Hermano Rafael Amo, entre otros. A petición del Rector de ese entonces se le solicitó apoyar las labores administrativas del colegio y la preparación e implementación de los tradicionales juegos deportivos maristas. Posteriormente fue designada para la labor de ingreso de notas y conformar el equipo bibliotecario: "ahí vi a la señora que, en mi vida de estudiante, me atendía y desde ese momento pasaría a ser mi compañera y, con los años, mi amiga Mary Cavieres".

Marisol recuerda al I.R.A. de aquellos años como otro mundo, de puros alumnos varones y pasillos viejos combinados con nuevas construcciones, que aparecían poco a poco e iban cambiando los rincones. Reconoce que Dios le puso en su camino lindas personas, sobre todo a los Hermanos de la Congregación: Hermano Sixto, Hermano Gaudencio y Hermano Jovino, que ya partieron al cielo, y Hermano Feliciano, Hermano José, Hermano Pancho y Hermano Aldo, que gracias a Dios aún están a nuestro lado.

Marisol ha prestado sus servicios en la biblioteca escolar, en la biblioteca virtual, como secretaria de notas y como colaboradora en la celebración de la misa colegial. Actualmente se desempeña como secretaria de notas y encargada del laboratorio de computación. Agradece a nuestro Rector, Hermano Jesús Triguero, porque le dio la posibilidad de conocer in situ la historia Marista: "No lo podía creer, mi jefe, el Hermano Jesús, me designaba para ser parte de los Peregrinos que irían a L’Hermitage. Lloré de emoción cuando me enteré y, al estar en Francia, mis lágrimas volvieron a florecer. Iba donde comenzó la historia, la emoción me invadió. Cómo no ser agradecida de Dios por tanto amor y bendiciones, por hacerme crecer como persona y enseñarme a cada rato".

Dice también que su mamá, abuelita y papá son sus grandes amores y angelitos, que ellos estaban orgullosos de que trabajara en el colegio. Señala que aún le parece escuchar a su mamá y abuelita contar con tanto orgullo dónde trabajaba y que gracias al Señor y a su trabajo les pudo dar todo lo que ellas necesitaron.

Finalmente agradece a los Hermanos por cobijarla en la congregación durante estos 25 años, porque ellos constituyen el marco del amor de la Santísima Virgen, la madre de Dios. "Me siento Marista de corazón", señala con emoción, pues su abuelita desde niña le enseñó el amor de la "mamita María".

Don Víctor Herrera, administrador de nuestro colegio, su amiga Luz María Obrador y sus compañeras quisieron aportar a este humilde reconocimiento a su trayectoria con las siguientes palabras:


"Nuestra compañera de trabajo Marisol Rojas Ríos, al cumplir 25 años en esta obra marista, sin duda ha sido testigo y partícipe del crecimiento sostenido de nuestro colegio, aportando su generosa entrega en diversas labores administrativas, de pastoral y otras funciones a las que ha sido llamada. Su tiempo, dedicación y compromiso entregados en estos años y su formación laboral al alero de los hermanos maristas, han conformado en ella un carisma que trasciende más allá del trabajo y una profundidad espiritual que da muestras de una fe consolidada y a la vez inquieta por la búsqueda del saber ser cristiano y creyente. Hoy podemos reconocer su gran perseverancia y un profundo y firme compromiso en la fe y en sus convicciones. Marisol vivió y acompañó a su amada madre y abuelita, compartiendo las alegrías propias de una vida de hogar fecundo, pero también la enfermedad y la partida de ellas a la casa del Padre. Deseamos expresarle a Marisol nuestro aprecio y nuestro reconocimiento en este caminar, que ha ido dejando huellas imborrables de amistad sincera y desinteresada. En Marisol siempre podemos encontrar historia de nuestra institución, anécdotas y momentos de compartir, es reconocida en otros colegios maristas y guarda grandes y entrañables amistades generadas a través de lo laboral, pero también en la vivencia personal y de encuentros. Marisol sin duda tiene una visión del trabajo consagrado por la formación y participación cercana con los hermanos, con muchos de los cuales hasta el día de hoy mantiene hermosos lazos fraternos y de agradecimiento mutuo, con un profundo sentido de celo y cuidado por ellos. Marisol, muchas y muy sinceras gracias". (Víctor Herrera)

"Querida amiga, me sumo a este hermoso reconocimiento por tus 25 años de trayectoria que cumples en tu amado colegio, al que has entregado lo mejor de ti a generaciones de niños y niñas que has educado, animado y atendido con amor, cercanía y alegría, en forma especial con los más pequeños que te llaman "tía Sol". He sido testigo de tu trabajo silencioso y bien hecho, de tu entrega desinteresada al dar a conocer a Jesús, a evangelizar en la catequesis y ahora en las misas que preparabas con gran esmero. Testigo de tu entrega, alegría, compromiso, fidelidad y amor a la Misión de San Marcelino Champagnat haciéndolo visible en esta gran familia marista, en forma especial junto a tus compañeros administrativos. Eres una excelente persona, con grandes valores y consecuente de una sola línea. Gracias amiga por todo lo bueno que me entregaste, tu cariño, preocupación, compañía, consejos, por los años compartidos. Te felicito por tus logros tanto laborales como personales, por el camino recorrido, que no siempre es fácil, pero con tu fe sigues adelante. Eres orgullo de tus padres y la "Jovita" que permanecen en ti, en todo lo que te enseñaron y transmitieron a lo largo de tu vida. Entregando lo mejor siempre, con un corazón dulce y bueno que te acompaña siempre. Que Dios te bendiga con muchísimos años más en el colegio, porque eres un valioso aporte y te queda mucho por entregar. Con cariño de tu amiga que te extraña y recuerda todos los días, te quiero muchísimo, un abrazo, pronto lo celebraremos". (Luz Obrador)

"Marisol, han transcurrido 25 años desde tu llegada y durante este tiempo has demostrado ser una persona muy responsable y comprometida con la Obra Marista desde cualquier servicio que se te solicite. Eres una mujer que valora tremendamente la vida familiar. Creciste junto a tu querida madre y abuelita, con quienes compartiste gran parte de tu vida. De ellas te nutriste y atesoraste los valores que hoy te caracterizan en tu caminar por la vida. Agradezco tu disposición a colaborar y amor por el trabajo bien hecho, que beneficia directamente a los destinatarios del instituto: nuestros estudiantes. Con cariño". (Rosita Carrasco)

"Querida Marisol. Pasamos muchas horas en el trabajo, rodeados de personas, con sus vidas, sus experiencias, sus reflexiones, nos confesamos, nos aguantamos… pero hay momentos especiales que uno siempre recuerda, cuando buenas amigas y compañeras de trabajo te ayudan, te comprenden y hacen cosas por ti. Te felicito por todos estos años dedicados al servicio de la educación, amando lo que haces, con ganas, pasión y con gran esfuerzo por cumplir eficientemente tu labor. Gracias por tu linda y sincera amistad, con altos y bajos pero siempre ha estado viva, contar y saber que siempre has estado y estarás ahí para cuando te necesite, por tanto cariño sincero, deseo de todo corazón que Dios te colme de bendiciones en todos los ámbitos de tu vida". (Ingrid Delgado)

"Querida Marisol, quiero felicitarte por tus 25 años de pertenecer al IRA, años de entrega y reflejo fiel de lo que Marcelino espera de cada uno de nosotros. Espero que Dios te de vida y salud y sean muchos años más. Con aprecio". (Carolina Sepúlveda)

"Estimada Marisol, gracias por ser nuestro contacto directo y más fiel con nuestro fundador, admiro y agradezco tu devoción, ¡felices 25 años de servicio!". (Carolina Saavedra) 


Que Jesús, Nuestra Buena Madre y San Marcelino te sigan bendiciendo con una vida llena de amor y sorpresas.

¡Muchas Felicidades!




 

Noticias Relacionadas
Hasta Siempre Hermano Eloy (1934 - 2020)
Publicado: 15 Julio 2020 / 53 Lecturas
"Mis alumnos y alumnas son mi máxima inspiración"
Publicado: 22 Junio 2020 / 667 Lecturas
"El lindo camino que es educar"
Publicado: 18 Junio 2020 / 474 Lecturas
© 2014 Todos los derechos reservados
Creado por Informática & Diseño Maristas Chile